Miembros del Gobierno de Flensburgo arrestados por los británicos el 23 de mayo. En primer plano el almirante Karl Dönitz en uniforme, detrás el general Alfred Jodl en uniforme y Albert Speer, en abrigo civil. El Fin de la Segunda Guerra Mundial reúne tanto el cierre del Teatro Europeo en la Segunda Guerra Mundial operaciones especiales de la segunda guerra mundial pdf la rendición alemana, que tuvieron lugar entre finales de abril y principios de mayo de 1945, que termina con la rendición alemana el 8 de mayo de 1945.

Contra lo que esperaba la propaganda nazi, el contacto entre ambas tropas no fue hostil, mas todo la contrario. Propaganda Joseph Goebbels como el nuevo Reichskanzler. En azul, territorios de Europa bajo control efectivo del nazismo tras la muerte de Hitler. El 4 de mayo de 1945, el mariscal británico Montgomery aceptó la rendición militar de todas las fuerzas alemanas que aún resistían en el norte y oeste de Holanda, y el extremo noroeste de Alemania, comprendiendo a las guarniciones alemanas aún situadas en Dinamarca. El 5 de mayo, Dönitz ordenó a todos los submarinos de la Kriegsmarine cesar las operaciones ofensivas y regresar a sus bases. La primera página de The Montreal Daily Star anunciando la rendición alemana. Esta incluía la frase todas las fuerzas bajo el mando alemán cesarán las operaciones activas a las 23:01 horas, hora de Europa Central, el 8 de mayo de 1945.

El 5 de mayo, mas todo la contrario. El Fin de la Segunda Guerra Mundial reúne tanto el cierre del Teatro Europeo en la Segunda Guerra Mundial como la rendición alemana, las cuatro potencias firmaron el documento en Berlín y el de facto se convirtió en de iure. La también derrotada Finlandia y Suecia se sintieron compelidas a extraditar refugiados ingrios y bálticos de similar manera, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y el Reino Unido, los soldados aliados descubrieron incontables campos de concentración y otras locaciones que habían sido usadas por los nazis para encerrar y exterminar a unos 12 000 000 de personas. El mariscal británico Montgomery aceptó la rendición militar de todas las fuerzas alemanas que aún resistían en el norte y oeste de Holanda, pero el gobierno de Stalin exigió esperar a la rendición alemana celebrada en Karlshorst para aceptar celebraciones oficiales.

Cuando la Stavka soviética se enteró de la rendición firmada sólo ante británicos y estadounidenses en Reims, exigió que el mando supremo de la Wehrmacht también capitulara ante el Ejército Rojo, alegando que una rendición parcial dejaba a las tropas alemanas en libertad para seguir luchando contra las fuerzas soviéticas. La rendición del 8 de mayo afectó de inmediato a las tropas de la Wehrmacht que aún se hallaban en la región central de Austria, así como en el norte de Eslovenia y Croacia, donde se hallaban respaldadas por fuerzas nacionalistas croatas. La rendición se hizo efectiva también en las fortificaciones de la costa atlántica de Francia. El 8 de mayo también se rindieron las tropas alemanas de la guarnición del Dodecaneso y el 12 de mayo las de Creta, siendo estas las posiciones más aisladas de todo el Tercer Reich. Ese mismo día se rindió la Bolsa de Curlandia, un enclave bajo control alemán sostenido por el Grupo de Ejércitos Curlandia en la costa báltica de Letonia, que debió capitular ante los ejércitos soviéticos que la cercaban por completo desde octubre de 1944. La noticia de la rendición de Reims llegó a Occidente el 8 de mayo y las celebraciones brotaron a lo largo de Europa.

Las celebraciones ocurrieron de manera espontánea en algunos lugares, al faltar confirmación oficial de la rendición final del Tercer Reich. Mientras tanto en la Unión Soviética, al este de Alemania, hubo festejos espontáneos entre las tropas soviéticas desde la tarde del 8 de mayo, tras oír noticias de la radio estadounidense, pero el gobierno de Stalin exigió esperar a la rendición alemana celebrada en Karlshorst para aceptar celebraciones oficiales. Al contrario, este gobierno se disolvió tras dos semanas de inacción e impotencia práctica, prácticamente ignorado por los vencedores, cuando sus miembros fueron capturados y arrestados por las fuerzas británicas el 23 de mayo de 1945, el mismo día en que Heinrich Himmler se suicidó tras ser capturado. Los Aliados tenían un problema inicial con el gobierno provisional alemán, porque se dieron cuenta de que aunque las fuerzas armadas alemanas se habían rendido de forma incondicional, Hitler sí había designado un sucesor para actuar como jefe de Estado de Alemania. Los gobiernos de los Estados Unidos de América, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y el Reino Unido, y el gobierno provisional de la República Francesa, asumen por este medio la autoridad suprema con respecto a Alemania, incluyendo a todas los poderes poseídos por el gobierno alemán, el Alto Mando Militar y cualquier gobierno o autoridad estatal, municipal o local.